Síguenos en

Fórmula 1

Dos motivos que pusieron en riesgo el fichaje de Carlos Sainz por Ferrari

Publicado

el

Carlos Sainz / Foto: Youtube

La negociación entre el madrileño y la escudería italiana pasó por momentos de mucha tensión

Hace unos días, se confirmó de manera oficial el fichaje de Carlos Sainz por Ferrari. Un movimiento para que aún falta un año, pero que ya ha vuelto a despertar esas ganas de poder volver a disfrutar de un piloto español con opciones de victoria. Algo que se incrementará más todavía si Fernando Alonso termina también llegando a la escudería Renault.

Sin embargo, las negociaciones por Carlos Sainz no siempre han estado claras. La escudería italiana tenía otros intereses dentro del paddock, siendo el primero Lewis Hamilton. Su alto salario provocó que las negociaciones no llegasen a buen puerto. Especialmente tras la explosión de la pandemia del COVID-19, la cual afectará a la economía de todos los deportes, impidiendo movimientos millonarios al alza.

Carlos Sainz / Foto: Youtube

En esa misma tesitura se encontró Ferrari a la hora de rechazar a su segunda opción, Ricciardo, que finalmente se ha convertido en el relevo de Sainz en Mclaren. El piloto también reclamaba una suma importante así como tener un papel protagonista dentro de la escudería, algo que en Ferrari no estaban dispuestos a darle.

Así llegó el momento de su tercera y definitiva opción: Carlos Sainz. El piloto español siempre tuvo muy claro que si llegaba una oferta así no la iba a rechazar. Debiéndole siempre el merecido respeto que le tiene a Mclaren, el madrileño diría ‘sí’ a lucir el rojo de Ferrari. Pero todo va un paso más allá, la negociación se explica por dos motivos: la proyección y el aspecto económico.

Carlos Sainz / Foto: Youtube

En la parrilla, el fichaje de Carlos Sainz es uno de los que más promete por su crecimiento año tras año en la F1 y todo ello con diferentes coches. En Toro Rosso ya lució, en Renault se confirmó y en Mclaren ilusionó. Es por ello que ahora son muchos los que quieren verle con un coche con posibilidades reales. Pero desde luego, el todavía bajo caché económico del piloto ha ayudado a hacer posible la negociación, ya que Ferrari no estaba dispuesto a embarcarse en una gran operación con la incertidumbre existente en estos instantes.